El mundo del acero corten

Es posible que nunca hayas oído hablar del acero corten, o tal vez sí, por si os interesa os explicamos qué es y la razones que le convierte en uno de los materiales de pasado y presente, pero sin duda, de futuro.

La diferencia

La mayoría de materiales metálicos, hierro o acero convencional, sufren el desgaste atmosférico en forma de oxidación y corrosión, lo cual les suele hacer inservibles a efectos decorativos o arquitectónicos sin la ayuda de materiales de protección. Es aquí donde el acero corten muestra la primera gran característica que marca la diferencia. Por su composición química, el acero corten reacciona ante la corrosión atmosférica, o de otros elementos, creando una película que actúa contra el agua y el vapor de agua, protegiendo el material, en contra de oxidarlo. Podemos decir que es un material que se auto protege, y que no necesita la ayuda de protecciones adicionales.

Composición

En su composición destaca sobretodo un alto nivel de cobre, níquel y cromo. El tono anaranjado o rojizo del material es debido precisamente a su composición. Aunque su color puede variar en muchas tonalidades cromáticas. Ese tono cambia según los efectos a los que esté sometido. La mayoría de veces suele ser un material ubicado a la intemperie, aunque cada vez más se usa en decoración interior, lo cual también afecta a su tonalidad final.

Usos

Al acero corten se le puede dar prácticamente cualquier uso de construcción. Tanto arquitectónica, como decorativa de exterior o de interior. Además es un material preciado por sus características en el mundo industrial.

También es un material muy famoso por ser utilizado en gran parte de las últimas construcciones arquitectónicas o esculturales del paisajismo en ciudades. Así artistas de la talla de Eduardo Chillida, Richard Serra o Marino de Teana lo usan frecuentemente en sus obras. El acero corten puede verse en ciudades de todo el mundo desde finales de la década de los 80.